Para cubrir la creciente demanda de nuestros clientes, Accumold tiene una gran variedad de capacidades para producir las herramientas y moldes para el micromoldeado, además de experiencia en la automatización, producción y empaquetado.

In-House Tooling and Mold Building

Herramientas para el micromoldeado

Controlar el diseño y producción del molde a usar es un proceso esencial para el éxito de cualquier proyecto de micromoldeado. Accumold cuenta con recursos internos para el diseño, producción y mantenimiento de herramientas que operan a contrarreloj. Estos recursos internos también tienen un rol crucial en el proceso de validación, cambios en el producto y el continuo mantenimiento preventivo.

Las probabilidades de éxito se incrementan exponencialmente cuando la planificación del proyecto y la producción, el tiempo y la ejecución del mismo recaen sobre una misma empresa.

In House micro mold production

Producción Propia

Como complemento a la produccion interna de herramientas y moldes de Accumold, nuestras instalaciones están también diseñadas para producir. Accumold cuenta con más de 150 prensas dedicadas al micro- y pequeño moldeado. Funcionando 24 horas al día, 7 días a la semana, nuestras instalaciones son capaces de producir en grandes cantidades para satisfacer las demandas de nuestros clientes, llevando un simple prototipo a una producción que se cuenta en millones al mes.

El equipo de producción de Accumold trabaja junto con nuestros equipos de instrumentación y mantenimiento para garantizar la calidad, exactitud y puntualidad de nuestros productos.

 

Custom Automation and Packaging

Automatización Y Embalaje

El modo en que las piezas son manejadas y embaladas es tan importante como la manera en que son producidas. Accumold ofrece automatización y embalaje interno a medida, incluyendo embalaje carrete a carrete, subconjuntos ligeros, moldeo de plomo y simulación, inspección en línea, o cualquier otro tipo de proceso secundario a medida.

Accumold automatiza el proceso y prepara cuidadosamente los componentes durante el embalaje. De esta manera, no solo se protegen las piezas durante el traslado, sino que también las hace rápidamente accesibles para la línea de producción de nuestro cliente. Esta atención al detalle completa el proceso de micromoldeado y muchas veces supone la diferencia entre el éxito y el fracaso.